InternationalDeutschSpanishChineseRussianFrenchSouth AfricaAustraliaUnited Kingdom

Gasificación de desechos sólidos

Lahti Energia Oy, Lahti (Finlandia)

Tecnología innovadora ahorra combustibles fósiles

Lahti Energia es una versátil empresa de abastecimiento de energía. Genera energía y ofrece productos relacionados con el abastecimiento energético. El sistema de transmisión de la empresa se extiende a toda el área grande de Lahti y sus comunidades vecinas. Los productos más importantes de Lahti Energia son electricidad y calefacción a distancia. Más información en: www.lahtienergia.fi .

Metso suministra una planta de gasificación de desechos para Lahti Energia Oy en las instalaciones de Lahti (Finlandia). Forman parte del volumen de suministro de Metso el proceso de gasificación de desechos, calderas de gas y la planta de descontaminación de gases de escape con sus instalaciones secundarias, así como el sistema de automatización para toda la central. La planta de gasificación representa una tecnología novedosa que le permite a Lahti Energia convertir con alto grado de eficiencia los desechos reciclados en energía y reducir así considerablemente el consumo de combustibles fósiles en la ciudad de Lahti.

SSBG y SSB-LCG: Máxima potencia de combustión incluso bajo condiciones desfavorables

El suministro de SAACKE para el proyecto de gasificación Lahti comprende cuatro unidades de quemadores SSBG 200 – LCG 1500 para gas natural y gas de bajo poder calorífico, incluyendo el tren de válvulas para el gas natural y los ventiladores para el aire de refrigeración. Ambas plantas de gasificación están equipadas con dos quemadores con una potencia de 40 MW cada uno. El poder calorífico del gas de gasificación oscila entre 4.6 y 5.8 MJ/Nm3; la cantidad máxima de gas de gasificación hacia cada quemador es de 25 000 Nm3/h. De este modo, según la calidad del combustible, la potencia máxima de combustión es de por lo menos 32 MW aún bajo condiciones desfavorables. Después de la puesta en marcha se determinaron valores de emisiones excelentes, cuyo nivel está muy por debajo de los valores garantizados con una diferencia del factor 3, permitiéndose así una combustión que protege extraordinariamente los recursos y el medio ambiente.

La ventaja del cliente

La gasificación de desechos es una tecnología nueva, innovadora con la que pueden utilizarse los desechos reciclados para generar energía eficientemente y respetando el medio ambiente. «El proyecto de esta central es de importancia internacional. Vamos a crear una tecnología completamente nueva, respetuosa del medio ambiente. Nuestra nueva planta aumentará el grado de eficiencia total de la generación de energía disponible en el área grande de Lahti y asegurará suficiencia de abastecimiento eléctrico y, sobre todo, suministro de calor para la creciente demanda de esta región», explica Janne Savelainen, gerente de Lahti Energia.

El suministro de los quemadores tuvo lugar a fines de febrero de 2011. Se tenía planeado comenzar con el montaje de los quemadores inmediatamente después de su llegada a Lahti. En esta época del año puede haber condiciones climáticas muy difíciles en Finlandia, lo que ocurrió en este año en el que hubo un invierno muy frío, con temperaturas extremas bajo cero durante varias semanas (entre -20 y -30 ºC). Estas temperaturas extremas deben tenerse en cuenta también durante la fase del secado previo de los revestimientos refractarios de las cámaras LCG.

La puesta en marcha de la planta tendrá lugar en otoño de 2011 y el inicio de la operación comercial está planificado para el primer trimestre de 2012.

El proceso en detalle

En la nueva central estarán instaladas dos plantas de gasificación que generarán juntas 50 MW de electricidad y 90 MW de calefacción a distancia. El consumo anual de desechos de la planta de gasificación será de aproximadamente 215 000 toneladas/año en el punto de trabajo normal y de un máximo de aproximadamente 250 000 toneladas. Los desechos constan de una mezcla que está compuesta de combustibles RDF («Refuse Derived Fuel»: combustible de desechos) de residuos domésticos, de empresas y plantas industriales y REF («Recycled Fuel»: combustible reciclado).

Los desechos se convierten en gas combustible en el gasificador con poca sobrepresión y a una temperatura de aproximadamente 900 ºC. Después de salir del gasificador, el gas es enfriado a 400-450 ºC, purificado y luego combustionado en una caldera de gas con alto grado de eficiencia a fin de generar vapor para un turbogenerador de vapor.

Debido a las emisiones exigidas por las normativas vigentes para plantas de incineración de basuras, las emisiones de NOx constituyeron uno de los puntos decisivos en este proyecto. Para poder cumplir con los valores permitidos aun con un gas de gasificación de este tipo, con contenido relativamente alto de NH3 (0.21 % en vol.), se eligió para los quemadores un diseño constructivo con múltiples estadios de aire.

 

Fuente: Nota de prensa de Metso, nota de prensa de Lahti Energia