InternationalDeutschSpanishChineseRussianFrenchSouth AfricaAustraliaUnited Kingdom

Gases con bajo poder calorífico

Gases con bajo poder calorífico

Bajo poder calorífico, gran potencial

poder calorífico, tales como el gas pobre, representan oportunidades particulares.

Al grupo de los gases pobres pertenecen el gas de alto horno, el gas de formalina, el gas de venteos, el gas Corex y el gas de CO. Estos gases se generan, por ejemplo, en la producción de acero, en la industria química o en otros procesos y significan un gran reto para la tecnología de sistemas de combustión.

A diferencia del gas natural, los gases pobres están compuestos frecuentemente en gran parte de gases inertes, tales como el nitrógeno, el dióxido de carbono o el vapor de agua. Los componentes inflamables, tales como el monóxido de carbono o el hidrógeno, equivalen típicamente solo aproximadamente al 25% (en volumen). Su poder calorífico es de 2–15 MJ/Nm³, con lo que es claramente inferior al del gas natural. Eso significa que se requieren considerables volúmenes de gas para sustituir la combustión con gas natural. Además de ello, estos gases casi siempre están disponibles con una presión de suministro bastante baja, por lo que frecuentemente se queman sin poder utilizarse térmicamente.

 Un SSB-LCG de la serie de quemadores torsionales SSB es ideal para aprovechar rentablemente los gases pobres. Ha sido desarrollado especialmente para gases de bajo poder calorífico y quema aun gases con un poder calorífico de solo 2 MJ/Nm³, confiablemente y sin necesidad del costoso combustible soporte . También es notable el bajo requerimiento de presión de ingreso al quemador, que es de apenas 10 mbar.