InternationalDeutschSpanishChineseRussianFrenchSouth AfricaAustraliaUnited Kingdom

Combustibles líquidos con bajo poder calorífico

Combustibles líquidos con bajo poder

Obtención de energía y fertilizante a partir de una sustancia problemática

Frecuentemente, los subproductos industriales ofrecen solo poca energía. Tienen un alto contenido de agua y su eliminación es costosa. Por ejemplo, la melaza de soya de la producción de alimentos o la viñaza («Spent Wash») de la producción de bioetanol. Con un contenido de agua del 50 % aproximadamente, en la solución ya concentrada y solo un 40 % de componentes orgánicos, la melaza y la viñaza constituyen generalmente un problema ambiental grave. Se eliminan como fertilizante líquido sobre superficies agrícolas, con consecuencias fatales para el agua subterránea y el aire ambiente.

En la industria química, las soluciones del polímero ACN o los concentrados de aguas residuales con alto contenido de resina fenólica también pertenecen al grupo de líquidos con bajo poder calorífico que no pueden aprovecharse con la tecnología de sistemas de combustión convencionales. Por ejemplo, una solución de polímero ACN proveniente de la producción del plástico contiene adicionalmente un 10 % de nitrógeno orgánico, mientras que el agua residual con resina fenólica se compone de aproximadamente un 90 % de agua.

En resumen, los poderes caloríficos de estos líquidos son muy bajos, por ejemplo, 7-10 MJ/kg en la viñaza concentrada, mientras que la viscosidad, (aproximadamente de 45 cSt a 100 °C), frecuentemente suele ser problemática. Además, en la combustión de viñaza y melaza se produce mucha ceniza con un bajo punto de fusión, lo que hace necesaria la construcción de calderas especiales.

De todos modos, las sustancias mencionadas pueden utilizarse térmicamente, dándose lugar a una situación beneficiosa para todos los involucrados que tiene un efecto positivo tanto sobre el presupuesto como sobre el medio ambiente.

En el caso de la viñaza y la melaza, esto no solo ahorra cantidades considerables de energía primaria, sino que genera con la ceniza grandes cantidades de valiosos fertilizantes, incrementando así el balance ecológico en ambos sentidos.

 El quemador SAACKE SSB-LCL se basa en la probada tecnología del sistema torsional SSB y dispone de una mufla adaptada que hace posible utilizar también estas sustancias problemáticas. Este quemador puede adaptarse a los más diversos líquidos, operarse con distintos combustibles adicionales y garantiza máxima disponibilidad con mínimos valores de emisiones.