InternationalDeutschSpanishChineseRussianFrenchSouth AfricaAustraliaUnited Kingdom

Biocombustibles

Biocombustibles

Energía a partir de materias primas renovables

Los combustibles biogénicos son de origen biológico-orgánico. Por eso, pueden ser derivados vegetales o también ser productos de fermentación o descomposición de materiales orgánicos. Según el tipo de combustible, las características químicas y físicas son muy diferentes. Algunas sustancias son sólidas a temperatura ambiente, otras líquidas o gaseosas.

 Son biocombustibles típicos:

  • Aceite de colza

  • Aceite de soya

  • Aceite de palma

  • Biodiesel

  • Biogás

  • Gas natural biológico

  • Gas de clarificación

  • Gas de la gasificación de biomasa 

  • Polvo de madera

Todos ellos tienen en común un alto poder calorífico mayor de 15 MJ/kg (15 MJ/Nm³) y un balance neutro de CO2 en la combustión. Si el gas de clarificación o el biogás han estado liberándose previamente sin ningún control, su utilización térmica puede disminuir aún más el impacto climático: Estos gases tienen un alto contenido de metano que es nocivo para el clima y que es transformado en CO2 en la combustión.

Aunque la combustión de aceite de colza, de soya o biodiesel se lleva a cabo en forma similar al fuel oil liviano o pesado, cada uno de estos combustibles significa un reto especial para el sistema de combustión: Todas las sustancias se diferencian por el poder calorífico, el punto de solidificación de las cenizas, la viscosidad y la facilidad de encendido. Como el aceite de palma es sólido a temperatura ambiente, para poder ser bombeado y atomizado debe precalentarse en mayor o menor medida, según el tipo de quemador aplicado.

La mayor parte de los líquidos biogénicos poseen además, un cierto tenor de ácidos grasos libres que son muy corrosivos. En este caso, todas las partes que estén en contacto con el combustible deberán ser de acero inoxidable.

Los gases biogénicos también difieren en alto grado entre sí. Contienen principalmente hidrógeno o metano como componente inflamable principal. Adicionalmente contienen nitrógeno y, en general, su composición puede ser muy variable. Esta composición inconstante y la presencia discontinua del gas requiere un monitoreo exacto del poder calorífico y una regulación rápida y precisa de las cantidades de aire, biogás y otros combustibles.

Además de la serie de quemadores torsionales SSB o la serie de quemadores con atomización asistida a vapor DDZG, para los combustibles biogénicos pueden utilizarse también las series de quemadores de atomización por copa rotativa SKVG y SKVG-A. Los quemadores de la serie TEMINOX GL también son adecuados para este uso, si fuel oil liviano o biogás están disponibles como segundo combustible.

A propósito: Mientras que los pellets de madera ya constituyen un combustible biogénico bien establecido, el polvo de madera casi siempre sigue pasando desapercibido. No obstante, la madera molida puede utilizarse de forma sencilla, limpia y muy eficiente. En este caso se aplica la serie de quemadores torsionales SSB-D: Además de emisiones particularmente bajas y un amplio rango de modulación, ofrece también la posibilidad de utilizar otros combustibles.

 Sea cual fuese el quemador que se aplique: Optar por combustibles biogénicos significa siempre optar por un balance de CO2 neutro y un suministro de calor seguro en épocas de precios fluctuantes de los combustibles.