InternationalDeutschSpanishChineseRussianFrenchSouth AfricaAustraliaUnited Kingdom

Grado de eficiencia de plantas industriales.

Modernización de plantas industriales

Modernización de plantas industriales

Hoy en día, el tratamiento responsable de combustibles fósiles es más importante que nunca. Por eso, un sistema de combustión moderno debe extraer del combustible existente el mayor rendimiento posible. Requisito indispensable para ello es un alto grado de eficiencia. Por eso: Usted debe optimizar su planta con los módulos de modernización de SAACKE!

La gama de productos de SAACKE incluye:

  • Motores con control de velocidad variable.

  • Controladores de CO/O2.

  • Economizadores e intercambiadores de calor.

  • Cálculo del potencial para la reducción de costos y emisiones con el Calculador de Eficiencia Energética de SAACKE.

  • Optimización del modo de funcionamiento y de los parámetros de control.

Control de velocidad de precisa para todos los quemadores

Los controladores de velocidad SAACKE constituyen una medida de optimización para sistemas de combustión que funcionan con carga parcial o baja. Reducen la velocidad del ventilador de aire de combustión cuando el quemador no requiere el flujo de aire pleno, ahorrando así valiosa energía.

Los controladores de velocidad SAACKE ofrecen muchas ventajas: Se pueden aplicar en todos los tipos de quemadores y generadores de calor, son fáciles de implementar y mejoran la respuesta de control, especialmente en el rango de cargas bajas. Extremadamente baja emisión acústica son una buena noticia para los oídos: Los componentes de los ventiladores y quemadores son favorecidos por la disminución de la carga mecánica. No obstante, el argumento principal a favor de los controles de velocidad SAACKE es la reducción del consumo eléctrico: El ahorro de hasta el 80 % en comparación con plantas que no cuentan con controladores es un argumento irrefutable.

Control eficaz de O2/CO

El control de O2 SAACKE mide el contenido real del oxígeno del gas de combustión y asegura que la proporción aire/combustible sea siempre repetitivo. De esta manera puede mejorarse el grado de eficiencia de su sistema de combustión por aprox. un 1-2 % en comparación con sistemas de combustión convencionales sin este tipo de control.

Esta medida de optimización que puede incorporarse fácilmente en sistemas de combustión existentes destaca por diversas ventajas: Es apropiada para todos los combustibles y generadores de calor estándar, requiere poco mantenimiento y tiene una larga vida útil. Un monitoreo continuo de los valores límite mejora decisivamente la seguridad de la planta y la confiabilidad. El plazo de amortización promedio es menor de dos años debido a que el control de O2 controla las oscilaciones del combustible y del aire de combustión, minimiza el exceso de O2 en cada estado de carga y dispone de un tiempo de respuesta muy corto (t < 15s!).

En quemadores de gas puede complementarse el sistema de control de oxígeno con una sonda CO. Esta combinación de dos soluciones SAACKE permite un funcionamiento muy próximo al límite de CO.

El monitor Se@vis Efficiency

SAACKE se ocupa intensamente de la optimización del grado de eficiencia de sistemas de combustión industriales. Le ofrecemos la oportunidad de calcular el potencial de su planta en cuanto al ahorro de costos de electricidad y combustible, así como a la reducción de emisiones mediante el monitor Se@vis Efficiency. Esta solución desarrollada por SAACKE recopila la información específica de su planta relativa a horas de servicio, distribución de potencia, datos de combustible, arranques de quemadores, así como otros datos generales más, para luego analizar las medidas de optimización en función a los resultados obtenidos. Los resultados de los cálculos se muestran de forma compacta y transparente. Las inversiones y beneficios se comparan de forma simple.

El monitor Se@vis Efficiency le proporciona una información específica sobre su potencial de optimización, las inversiones relacionadas con el mismo y los plazos de amortización. Todo a través de una simulación, para que usted pueda visualizar rápida y claramente cuáles son las inversiones más convenientes para su planta.

Intercambiadores y economizadores SAACKE

ofrece la instalación de intercambiadores de calor y economizadores como medida de optimización para su planta. Estos pueden proporcionar un incremento del grado de eficiencia de una planta de hasta el 11 %, reduciendo al mismo tiempo significativamente las emisiones. Ambos componentes pueden utilizarse tanto en calderas acuotubulares como también en calderas humotubulares y funcionan con todos los combustibles estándar.

El economizador SAACKE es especialmente apto para todos los tipos de calderas de vapor en donde se emplea para precalentar el agua de alimentación. Asimismo, es adecuado para calderas de agua caliente, para elevar la temperatura de retorno del circuito de calefacción. Se controla a través de los respectivos dampers de gases de escape y es fácil de incorporar en plantas existentes.

El precalentamiento del aire es la alternativa óptima cuando no resulta razonable la aplicación de un economizador, en aquellos casos donde el medio posee frecuentemente bajas temperaturas o en forma irregular. Con el precalentamiento del aire se utiliza la energía de los gases de escape para precalentar el aire de combustión del quemador. Los calentadores de aceite térmico son ideales para el precalentamiento del aire gracias a su alto nivel de temperatura de gases.

¿Qué significa optimización del grado de eficiencia?

El grado de eficiencia de una planta es afectado predominantemente de forma negativa por distintos tipos de pérdidas de calor, por ejemplo pérdida por radiación, perdidas por purgas continuas o pérdidas por purgas de fondo y especialmente por las pérdidas a través de la chimenea. La mejor manera de optimizar el grado de eficiencia es reduciendo las pérdidas a través de los gases de escape.

En este caso, los factores determinantes son la temperatura del gas de escape y el exceso de aire: Como el gas efluente caliente entrega mucha energía inutilizada al entorno, SAACKE ha desarrollado soluciones que reducen la temperatura del gas de escape y, con ello, la pérdida de calor. El exceso de aire es la diferencia entre la cantidad de aire de combustión realmente ajustada y la teóricamente necesaria. Si el exceso de aire es muy alto se pierde valioso calor sin utilizar. Por eso, SAACKE ofrece análisis de eficiencia y optimizaciones de los parámetros de control.