InternationalDeutschSpanishChineseRussianFrenchSouth AfricaAustraliaUnited Kingdom

Quemadores modernos de bajo NOx para casi cualquier tipo de combustible

Caldera humotubular

Caldera de Humotubulares.

Los productos de SAACKE para calderas humotubulares incluyen quemadores estandarizados para una amplia gama de combustibles, desde los combustibles clásicos hasta los combustibles especiales, tales como BPA (subproducto líquido de la producción de plásticos) o la grasa animal. Además de ello, SAACKE ofrece soluciones completas a la medida y distintas opciones para la modernización y el incremento de eficiencia de su planta.

La cartera de productos de SAACKE incluye:

  • Quemadores y sistemas de combustión para combustibles estándar y especiales, tales como biogás, gas pobre, glicerina o grasa animal.

  • Quemadores y sistemas de combustión con mínimos valores de emisiones.

  • Modernización de plantas de calderas existentes a través de la instalación de quemadores nuevos y/o la aplicación de otras medidas de modernización, tales como el control de la velocidad, control del O2 o la aplicación de la tecnologías de control más modernas.

Quemadores modernos de bajo NOx para casi cualquier tipo de combustible

SAACKE ofrece distintos quemadores para calderas humotubulares: Los quemadores de la serie TEMINOX GL (atomización por presión) queman fuel oil liviano y gas natural; mientras que los quemadores de la serie SKVG-A (atomización por copa rotativa) queman adicionalmente fuel oil pesado. El quemador SKV-SF de la serie SKVG es la solución de SAACKE para combustibles especiales, tales como grasa animal, glicerina o BPA. Dicho sea de paso, todos los quemadores SAACKE mencionados también pueden operarse con biogás y otros combustibles o únicamente con biogás.

La cartera de productos SAACKE incluye también el quemador SSB-LCG diseñado especialmente para la combustión de gases pobres.

Con su rango de modulación típicamente amplio y un mínimo exceso de aire, los quemadores SAACKE son especialmente eficientes y ofrecen alta disponibilidad.

Modernización de plantas: Medidas que incrementan la eficiencia y reducen las emisiones

El cambio de los quemadores es una opción para adaptar las plantas existentes a las modificaciones de las normativas legales. Sin embargo, en las plantas que ya están equipadas con quemadores SAACKE muchas veces no es necesario sustituir el sistema de combustión para aumentar su eficiencia y reducir las emisiones. Con el monitor Se@vis Efficiency de SAACKE es posible analizar sencillamente la planta existente. De esta forma se pueden detectar potenciales de ahorro y posibilidades de reducción de emisiones. Este producto de SAACKE ha sido desarrollado especialmente para los operadores de plantas de calderas humotubulares.

Los módulos de modernización ofrecidos por SAACKE apuntan precisamente al potencial detectado por el análisis de la planta completa. De esta manera es posible mejorar el control y la regulación de una planta, por ejemplo con un sistema de control Se@vis. Y con el reequipamiento de un sistema de circulación de gas de combustión se puede optimizar su planta en lo que a emisiones se refiere. Además, SAACKE le ofrece medidas para el incremento de la eficiencia energética: El reequipamiento de economizadores, unidades de control de O2 y precalentadores de aire permite la plena y eficiente utilización de su planta. Un variador de frecuencia para ventiladores reduce el consumo eléctrico.

Eso sí, para incrementar la eficiencia de una planta no sólo se requieren los productos adecuados sino también amplios conocimientos específicos de ingeniería de plantas. Los ingenieros de SAACKE siempre contemplan la planta completa, superando así cualquier desafío técnico y logrando óptimos resultados.

¿Dónde se aplican calderas humotubulares?

Las calderas humotubulares, denominadas también calderas pirotubulares, representan una tecnología de calderas de construcción robusta y de larga vida útil. Debido al gran volumen de agua y vapor responden apropiadamente ante condiciones fluctuantes de cargas y picos de demanda. En su versión con uno o dos hornos, las calderas humotubulares cubren una demanda de potencia de hasta 60 t/h de vapor con presiones de hasta 30 bar. Se aplican con éxito en casi todos los ramos industriales para la generación de calor (calentamiento a distancia) o de vapor de proceso.

La expectativa de vida de una caldera humotubular es de 30 a 40 años, lo que significa que se debe modernizar el sistema de combustión un promedio de dos a tres veces durante el transcurso de este período para poder cumplir con los valores de emisiones exigidos por ley, que cada vez son más estrictos.